86506127_XSLa concienciación sobre la necesidad real por parte de todos los ciudadanos de cuidar de la naturaleza y proteger los recursos de la Tierra, que comienzan a encontrarse en situación de escasez, es sin duda cada vez mayor.

De esta forma, tanto a nivel institucional como a nivel estatal e individual, las conductas en referencia al medio ambiente comienzan a ser muy diferentes a las que eran años atrás, un aspecto crucial no sólo para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos en la actualidad, sino para dejar un buen legado natural a las futuras generaciones de seres humanos que habitarán el planeta.

De esta forma la ecología ha dado un importante salto cualitativo desde conductas muy concretas y específicas de carácter minoritario, a otras mucho más generalizadas, especialmente notables en lo que se refiere a campos de actividad económica históricamente despreocupados por la protección del medio.

A este respecto encontramos que el turismo, uno de los sectores que mayor perjuicio han ejercido sobre la Tierra a través de la construcción de infraestructuras sin control o de la explotación a través de tours turísticos de numerosos hábitats, comienzan a reconvertirse a través de nuevos sistemas que equilibren la obtención de beneficios con la protección de la naturaleza.

El llamado turismo eco-sostenible entra en escena precisamente en este momento para concienciar a empresas e individuos sobre la necesidad de plantear los viajes de forma diferente, especialmente cuando se trata de visitar zonas de gran riqueza ecológica, como sucede con Jarabacoa, un paraje natural de belleza incomparable en la República Dominicana.

A pesar de la importancia que tienen las instituciones y empresas en el cuidado del medio, todos los expertos indican que pocas cosas protegen más la naturaleza que los buenos hábitos individualizados por parte de los turistas. De esta forma, ya se busquen desplazamientos a través de agencias de viajes o en los anuncios online, cabe destacar algunos consejos básicos a la hora de convertirnos en turistas respetuosos con el medio:

    • Infórmate antes de viajar. Buscar información sobre poblaciones autóctonas y hábitats antes de desplazarse, como por ejemplo la necesidad de mantener protegidos los saltos de agua de Jarabacoa, no sólo conseguirá que se gane en consciencia sobre la necesidad de su cuidado, sino que proporcionará datos concretos sobre cómo hacerlo, además de conseguir que mentalmente seamos más respetuosos con los valores de quienes residen en la zona.
    • Cambia de alojamiento. Cuando busques apartamento para pasar los días de descanso en lugar de hospedaje en grandes cadenas hoteleras, no sólo estarás ayudando a repartir el beneficio de tu estancia de forma más ecuánime en Jarabacoa o en cualquier lugar que visites, sino que además mostrarás a las grandes constructoras que muchos turistas priorizan un tipo de construcción para alojarse más respetuosa con el medio ambiente.
    • Opta por transportes no contaminantes. Evitar una mayor generación de gases y residuos es posible siempre que se escojan transportes públicos para el traslado en vacaciones, que emitirán menos gases que varios automóviles privados, así como optando por alquilar bicicletas para moverse por pueblos y ciudades.
    • Recicla y genera poca basura. Favorecer al medio natural y su cuidado es más sencillo si además de no generar muchos residuos se obtiene siempre información sobre cómo reciclar lo utilizado a través de las instituciones encargadas de tal empresa.
    • Modera el consumo energía. Un control mayor del gasto de agua y luz conseguirá una disminución en el gasto excesivo de los recursos energéticos de la Tierra. Algo sencillo de conseguir con actos tan simples como apagar siempre las luces al salir de una estancia, o priorizar la ducha frente al baño, que consumirá siempre más litros de agua.

Artículos Relacionados

Tu Comentario

comentarios

Shares
Share This