El equipo de video de el Jarabacoense salió a la calle a preguntar la opinión del publico. Las respuestas contundentes dejan claro cuál es la razón.

La respuesta es simple en su formalidad: por falta de disciplina. Siendo de un país rico en recursos, el dominicano está actualmente sin deseo de progresar y usar su inteligencia y recursos disponibles por el bien social, y en muchos casos ni por el bien propio. Echa la culpa de su pobreza de sí, quejándose de los políticos, el crimen y los vecinos: la culpa la tiene el otro. Esta opinión origina a su vez de la idiosincrasia, o como dice el video, del chip de pobres.  Es decir que el dominicano es pobre porque se cree pobre.

Solo falta cambiar esa mentalidad para progresar.

La Idea

Aunque excelente, la idea no es en sí ni tan nueva, ni tan revolucionaria. Ya Juan Bosch en su obra ‘Trujillo: causas de una tiranía sin ejemplo” demostró que la matriz de las frustraciones que generan las carencias materiales es causada por la baja autoestima social provocada por la división de gentes de primera y las clases marginales, la cual fue engendrada durante el esclavismo patriarcal Español. Después de su exilio, Bosch trató de llevar a cabo una labor concientizadora de educación de que el hombre se mide por el aporte y el trabajo que hace en la sociedad. Su gobierno del 1963, por tal ende, redactó una constitución dirigida a institucionalizar, educar en la verdad y provocar un desarrollo social para acabar con la pobreza.

Ve nuestro reportaje sobre el proyecto AlgoViene.com aquí.

Artículos Relacionados

Tu Comentario

comentarios

Shares
Share This